Make your own free website on Tripod.com
Logotipo diario El Mercurio    
Artículo publicado en el diario el Mercurio, el día 11 de Diciembre de 1999.

Escuchar: ¿Mozart en Egipto?

por Alejandra Kantor

Unir el mundo occidental con el oriental es una de las metas más importantes del próximo milenio. Toda la globalización que ha imperado en los últimos años tiende a esto, y dentro de este fenómeno tan universal y la vez sui géneris, la música no está ajena. El disco Mozart in Egypt es un proyecto que intenta fusionar ambos conceptos, partiendo de la obertura de la ópera El rapto en el Serallo. Con excelentes resultados, allá por 1780, Mozart creó una atmósfera occidentalizada, para esta ópera cómica ambientada en la Turquía de los sultanes y en las historias de las Mil y una noches, que ha servido por largo tiempo de referencia.

En este compacto, lo que se buscó fue entrecruzar los sonidos, ya que, por un lado, la experiencia auditiva en Occidente se realiza en el ámbito vertical con un sistema rítmico uniforme dividido en compases. Y por otro, la música oriental se revela en planos horizontales en los que los instrumentos y los sonidos monocordes casi nunca se sobreponen. En definitiva, son dos músicas conceptualmente distintas. Así, en este álbum, ambos sonidos convergen y producen un original resultado que no deja de sorprender desde un comienzo. Cabe preguntarse ¿por qué las han unido?

Probablemente, un fanático intransigente del músico de Salzburgo sufrirá un desagradable tropezón, pero, para la gran mayoría, Mozart in Egypt es un típico ejemplo de la corriente llamada world music, hoy muy en boga. Hay muchos que se sorprenderán con esta nueva interpretación de un clásico como la Sinfonía 40 o arias de la ópera La flauta mágica o del inmortal Réquiem.

El creador de esta experiencia es el compositor francés Hugues de Courson, quien ha participado en importantes proyectos de fusión, entre los que destacan orquestaciones para ballets contemporáneos y para películas, además de sus aportes en la popular banda folk-rock francesa de los años setenta Malicorne. Recientemente grabó Lambarena, fusionando a Bach con la música africana. Queda claro que su intención es abrir nuevas perspectivas y captar auditores. Ámbito en el que ha sido muy exitoso. Curiosamente, para los magros resultados que ha tenido la industria de la música clásica, este disco ha constituido un verdadero boom comercial.

Pausa

Música innecesaria

Desde el primer acorde de Simple, el compacto envuelve al auditor en un viaje sin retorno al mundo de las fantasías interiores, donde conviven sueños e ilusiones. Fernando Torm es un pianista y compositor chileno, a quien Claudio Arrau llevó de la mano a Nueva York y le mostró las huellas de este difícil y solitario camino. Su provocativo título es más que una invitación, es un empuje al mundo interior, donde el autor busca darle forma a la belleza. Pocas veces uno encuentra confesiones tan descarnadas como las que aquí se plantean. Está a la venta en Nativa, Fusión y Feria del Disco.

Fernando Torm Toha, 1999, producción independiente.

Un mar de confianza

Aunque en nuestro país se hizo conocida interpretando boleros para Pedro Almodóvar, Luz Casal (quien ahora se llama simplemente Luz) siempre desarrolló una carrera bastante más cercana a la guitarra eléctrica en su España natal. Luego del éxito que la hizo conocida en todo Latinoamérica, Luz Casal ha pasado a una etapa menos estridente, aunque sin perder la fuerza interpretativa. Un mar de confianza tiene mucho de eso: arreglos sutiles llenos de cuerdas, estructuras refinadas, ambientaciones intimistas. Si es fan post-Almodóvar, este disco es para usted; si la conocía de antes, tal vez le falte algo.

Luz, EMI, 53:40 min.

Volver. a índice de lecturas.

Pulse aquí si quiere visitar otros diarios. .

Este artículo ha sido visitado veces

18 05 2002